DSM-5

El Diagnostic and Statistic Manual of Mental Disorders es la guía que utilizan los profesionales de la salud mental y los planes médicos para identificar los desórdenes mentales y tratarlos. En mayo de 2013 se publicará la 5ta edición de este manual. En la actualidad, las revisones y cambios propuestos para esta edición están disponibles para revisión pública.

Para participar de este proceso, puedes registrarte en la página del American Psychiatric Association. Esta es la primera vez que se abre este proceso al público. Déjanos saber si decides participar del proceso de revisión y cómo fue tu experiencia.

CONSEJERÍA PROFESIONAL Y LA SALUD MENTAL

El consejero profesional licenciado juega un papel importante en la prevención y tratamiento de las enfermedades mentales. Este profesional está licenciado por el Departamento de Salud, en virtud de la Ley 147 del 9 de agosto de 2002 según enmendada: Para Reglamentar la Profesión de la Consejería en Puerto Rico. Antes de este momento, los ahora consejeros profesionales licenciados, se conocían como orientadores. Éstos estaban destacados principalmente en escenarios educativos, entiéndase en escuelas, colegios y universidades, para ofrecer orientación personal, académica y ocupacional. Aunque su labor era crucial con implicaciones en la salud física, mental y emocional de sus clientes, sus funciones era ofrecer orientación. ¿Orientación? Sí. La orientación en sí es uno de los servicios que ofrece un consejero profesional licenciado, pero igualmente lo puede ofrecer cualquier otra persona.

El término consejería se refiere a: “la aplicación de principios de salud mental, psicológico, y el desarrollo humano, mediante estrategias de intervención cognitivas, afectivas, conductuales o sistémicas, dirigidas al bienestar integral, crecimiento personal, desarrollo de vida y carrera, así como la patología”. Esta definición es cónsona con la presentada en la Ley 408 del 2000 , según enmendada, Ley de Salud Mental de Puerto Rico. En ésta se define la salud mental como: “el completo estado de bienestar físico, mental y social, en el cual, las personas, empleando sus facultades intelectuales, emocionales, éticas, espirituales y recursos sociales, puedan tomar decisiones racionales y creadoras, prever las consecuencias de sus actos, reconocer sus errores, sentirse cómodas consigo mismas, relacionarse satisfactoriamente con otras personas y cooperar con su bienestar, esforzarse hacia el logro de sus propias potencialidades y metas, adaptarse constructivamente a los cambios, lidiar con las demandas o estrés cotidiano de la vida, trabajar productivamente y contribuir a su comunidad y sociedad en general” (American Counseling Association Council, 1997; Council for Accreditation of Counseling and Related Educational Programs – Board of Directors, 1997 & Gladding, 2004).

Un consejero profesional licenciado debe poseer mínimo una Maestría en Consejería de una universidad reconocida y acreditada por la Middle States Association of College and Secundary Schools, aprobar un examen de reválida del National Board for Certified Counselors (se administra en Puerto Rico), de aprobarlo, se le otorga una licencia provisional hasta completar 500 horas de práctica supervisada a través de un mentor certificado. Es entonces, cuando el Departamento de Salud de Puerto Rico le otorga la credencial. Una vez licenciados, la Junta Examinadora de Consejeros Profesionales les exige 45 horas de educación continua trianuales para poder renovar la misma.

El licenciamiento de los consejeros profesionales y la necesidad de estos profesionales en diversos escenarios ha dado paso a que éstos se especialicen. Existen consejeros profesionales especializados en adicciones, familias y parejas, sicología, entre otras. Otros optan por hacer certificaciones en diversas áreas de interés. También el Departamento de Educación Pública del Estado Libre Asociado de Puerto Rico ha incorporado los servicios directos de prevención e intervención, en el rol del consejero profesional, de promover la salud mental de sus clientes mediante las siguientes estrategias: consejería individual y grupal, intervención en crisis, mediación de pares y referido a otros profesionales de ayuda (Carta Circular 21- 2008- 2009 del Programa de Orientación y Consejería Escolar).

Hoy por hoy, la Asociación Puertorriqueña de Consejería Profesional (APCP), es la organización líder que agrupa a los consejeros profesionales. Es sin fines de lucro, cuya misión primordial es ofrecerles a todos sus socios activos actividades de desarrollo profesional de la más alta calidad. Con este propósito como norte, cada año la asociación celebra un Evento Cumbre la Convención Anual. Ya estamos trabajando en el desarrollo de esta trascendental actividad. Les exhorto comunicarse con nosotros, si necesita información adicional sobre la consejería profesional, puede comunicarse al (787) 798-2173, o a través de nuestra Pagina WEB www.consejeriapr.com.

¡Los consejeros profesionales licenciados al igual que los sicólogos, trabajadores sociales y los siquiatras promovemos y aportamos a la salud mental de nuestro pueblo!

Por: Dr. Felipe Matos González, CPL
Presidente Electo APCP 2011

Navegando Consejería Práctica

Consejería Práctica existe con el propósito de facilitar el conocimiento en la consejería y la salud mental entre los profesionales de la salud mental y el público en general. Es por esto, que hemos añadido una serie de recursos al blog y queremos que puedas sacarle el mejor provecho posible.

En la parte superior de la página, puedes encontrar varias pestañas: Home, Sobre Consejería Práctica, Vida Práctica, Salud Mental, Recursos, Productos y Contáctanos. Veamos qué se encuentra detrás de cada pestaña.

Noticias: Esta es la página que incluye los artículos o “posts” regulares del blog. Esta sección la utilizamos para traerte noticias de interés e información variable.

Vida Práctica: es la categoría dónde se estarán tocando temas de interés para el público en general y que afectan nuestra vida diaria.

Salud Mental: hemos incluido varias presentaciones de PowerPoint con información sobre trastornos o situaciones que afectan a nuestros clientes. Próximamente, se estarán incluyendo artículos sobre temas de salud mental.

Recursos: En esta sección hemos puesto a su disposición información sobre libros, artículos, videos, eventos (incluyendo actividades de educación continua) y NUEVO, un listado de empleos en el área de salud mental. Además, incluimos – la sección más popular de Consejería Práctica – información sobre el examen de la reválida para consejeros profesionales de Puerto Rico.

Tienda Consejería Práctica: Esta es la tienda de Consejería Práctica en Amazon.com, diseñada para facilitar el acceso a libros, DVDs y revistas profesionales así como productos de entretenimiento y distracción personal.

Contáctanos: Si quieres comunicarte con Consejería Práctica, hemos incluido una hoja de contacto a través de la cual podrás escribir un mensaje y nos llegará al correo electrónico. Queremos saber de ti.

Sobre el Agua o Sobre la Piedra

En el artículo anterior, Decisiones, discutíamos que las decisiones son los bloques con los que construimos nuestra vida. A veces tomamos decisiones acertadas y en otras ocasiones erramos el blanco. Sin embargo, eso no es lo más importante. El elemento que más influencia cuán firme o resistente seremos a las crisis y las situaciones difíciles lo es aquello sobre lo cual fundamentamos nuestras decisiones. Podemos fundamentar nuestras decisiones sobre el agua o sobre la piedra.

El Agua

Fundamentar nuestras decisiones sobre el agua es utilizar nuestros sentimientos como la base sobre la cual construimos nuestras vidas. No es decir que los sentimientos son malos, simplemente que no fueron diseñados para funcionar como punto de partida. Por ejemplo, vemos a una mujer que vez tras vez se encuentra en relaciones disfuncionales y maltratantes. En su historial encontramos que fue rechazada y maltratada por sus padres. Constantemente le recalcaban que no la amaban, que nunca llegaría a nada y que nunca debió haber nacido. Porque ella cree que es cierto y anda en busca de amor y validación permite que otros hombres la traten como la trató su padre. Sus decisiones están fundamentadas sobre sentimientos de rechazo, temor, coraje y falta de autoestima. Llega la crisis, el maltrato o la situación difícil, y esta mujer se encuentra deprimida, ansiosa y hasta con pensamientos suicidas.

Este es un ejemplo un poco drástico; más sin embargo, el ejemplo se aplica a todas las áreas de nuestra vida. Hacemos resoluciones de año nuevo basadas en nuestras emociones y ¿cuántas logramos cumplir para el final del año? El gran problema de fundamentar nuestras decisiones sobre los sentimientos es que éstos – al igual que el agua – no proponen una base sólida. Son movedizos, inestables y van y vienen como las olas del mar.

La Piedra

Lo contrario a fundamentar las decisiones sobre el agua es basarlas sobre la piedra. Y, ¿qué es la piedra? Es nuestra identidad. Son aquellos valores que forman nuestra esencia. Por lo general cuando nos preguntan ¿Quién eres? Contestamos con nuestro nombre, nuestro oficio o nuestra nacionalidad. A esto, el Dr. José Bastista contesta en su libro El Arbol de la Vida, que la identidad de cada uno consta de tres valores fundamentales: dignidad, integridad y libertad.

La DIGNIDAD es el aprecio de lo que uno es. Es saber que ya somos independientemente de las personas que nos rodean o de lo que podamos hacer. INTEGRIDAD es la capacidad de actuar de acuerdo con lo que ya somos. “Hacemos porque somos.” Finalmente, la LIBERTAD “Es el ejercicio de la autoridad interior para no ser esclavo emocional de las demás personas.” En otras palabras, somos libres para decidir actuar conforme a quienes somos y no a lo que otros dicen que somos. En otras palabras, si creo que como ser humano soy valioso, amado por mi Creador y estoy en la Tierra con un propósito voy a reconocer que soy valioso, amado y tengo propósito (DIGNIDAD); no voy a maltratar a los demás y voy a actuar en honestidad y excelencia (INTEGRIDAD); reconoceré la autoridad en mí para obedecer las leyes y la ética, perdonaré al que me haga mal y no permitiré que lo que otros digan o hagan me detenga de cumplir mi propósito (LIBERTAD). Viendo el ejemplo anterior, si la mujer actuara según su identidad, ella reconocería que es valiosa, perdonaría a sus padres y no permitiría el abuso hacia su persona. Mucho más fácil dicho que hecho, pero definitivamente posible.

¿Dónde quedan los sentimientos? Los sentimientos son el termómetro que nos ayuda a discernir el ambiente y la situación. Son necesarios para nuestra sobrevivencia, pero no pueden ser tomar el lugar de la identidad. La próxima vez que vayas a tomar una decisión, detente y piensa si lo que estás decidiendo es movido por una emoción o basado en quién eres.